APUESTA DE $ 22 BILLONES PARA CALIDAD DE ENERGÍA Y CAMBIO DE MEDIDORES

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Los distribuidores de energía eléctrica del país, anunciaron importantes inversiones en los próximos años, enfocadas en mejorar los indicadores de calidad  del servicio y en la implementación del  esquema de medición avanzada, que implicará la llegada de contadores digitales para los usuarios.

En este sentido, la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (Asocodis) reveló que con el inicio del período regulatorio tarifario de 5 años, las empresas afiliadas tienen inversiones previstas por 13 billones de pesos, relacionadas principalmente con la mejora de la calidad, disminuir las pérdidas de energía, adecuar y modernizar la red de distribución y para la transformación energética entre otros.

El director Ejecutivo de Asocodis, José Camilo Manzur,  indicó que, adicionalmente, en  los planes de las compañías hay proyectos de inyección de recursos de capital por 9 billones de pesos para la implementación de la Infraestructura de Medición Avanzada (AMI), que implicará el cambio de los actuales contadores mecánicos por medidores digitales.

«Ese (la AMI), es el principal instrumento de la transición y transformación energética. Lástima que la pandemia nos cogió sin ello. Otro cantar hubiera sido si tuviéramos la penetración importante en esta materia. Por eso hay que acelerar al máximo la digitalización», indicó el dirigente gremial.

Según ha señalado Asocodis recientemente, la digitalización habría servicio para hacer la medición real, sin promedios, sin necesidad de ir a los domicilios a tomar las lecturas de los contadores.

No obstante, en el marco del evento Colombia Genera, que organiza la Asociación Nacional de Empresarios (Andi),  el gremio de los distribuidores eléctricos insistió y reiteró la necesidad de revisar las señales regulatorias que se han expedido, porque en su concepto, como están formuladas no contribuyen al cumplimiento de la meta propuesta ni a realizar las inversiones en AMI.

Con la inversión prevista en esta materia a la espera de dichas señales, los distribuidores eléctricos señalan que proyectan cumplir las metas que fijó el Gobierno, que determinó que para el año 2030 el 75 por ciento de los más de 14 millones de usuarios deberá tener medición inteligente.

“Con independencia de las facultades de la Creg (Comisión de Regulación de Energía y Gas), podrían considerarse también otros estímulos o incentivos por parte del Gobierno que contribuyen a financiar esa infraestructura”, puntualizó.

El director de Asocodis dijo que también se contemplan inversiones en otros
temas como cobertura y movilidad eléctrica donde se debe acelerar para cumplir la
meta de los 600.000 vehículos eléctricos, para lo cual se hace necesario eliminar la
contribución al consumo con destino a vehículos eléctricos y todo tipo de
gravámenes y establecer un régimen tarifario flexible que incentive el consumo.