COLOMBIA SE CONVIERTE EN EJEMPLO DE PENETRACIÓN DE GAS NATURAL ALREDEDOR DEL MUNDO

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El papel de los combustibles fósiles sigue disminuyendo con el tiempo en todos los escenarios del mundo. Sin embargo, satisfacer las necesidades energéticas exclusivamente con recursos solares y eólicos intermitentes no resulta ser una tarea fácil de cumplir. Rodolfo Anaya, presidente de Vanti, aseguró que el gas natural es la mejor opción para complementar la transición energética en el largo plazo, en particular en lo que tiene que ver con energías renovables. De esta manera, ante los compromisos del país por contribuir en la mitigación del cambio climático, el gas natural sigue siendo un energético clave.

El Ministerio de Minas y Energía explicó que el gas natural es aclamado como el combustible de transición de los hidrocarburos a las energías renovables por su capacidad de reducir en 40% las emisiones de carbono y en 96% el material particulado. A esto se suma, que es el más limpio en temas de movilidad, razón por la que se han emitido distintas resoluciones para reglamentar los combustibles de bajas emisiones.

De acuerdo con la International Energy Agency, el gas natural es el combustible fósil de más rápido crecimiento, y representa hoy 23% de la demanda mundial de energía primaria y casi una cuarta parte de la generación de electricidad. En términos de cifras, según el Ministerio de Minas y Energía, Colombia tiene ahora más de 10,3 millones de usuarios entre residenciales, comerciales e industriales, y una cobertura residencial de más de 81%.

Esto convierte a Colombia en un ejemplo mundial respecto a la penetración de este combustible y el cierre de brechas para mejorar la calidad de vida.
La situación se ha visto también favorecida con las mejoras en las políticas públicas y los marcos normativos del país, entre ellos la Ley 2128 del 4 de agosto del 2021, que busca hacer que el desarrollo y el bienestar sean compatibles con la protección del medio ambiente.

El gas natural como parte integral del sistema energético, enfrenta grandes desafíos, incluso, para contribuir a la calidad del aire en las ciudades. Es por eso, que avanza en su uso vehicular con disminuciones cercanas a 100% de material particulado fino y óxido de azufre.

De acuerdo con los últimos reportes publicados por el Ministerio de Minas y Energía, en esta materia, además de los más de 3.400 vehículos de carga pesada dedicados a gas natural, durante 2020 cerca de 19.000 vehículos fueron convertidos a gas natural y se cuenta con más de 800 estaciones de servicio.