MÁS DE 12.000 FAMILIAS DE COMUNIDADES INDÍGENAS BENEFICIADAS CON PROYECTOS DE ENERGÍA

Compartir:

Se destaca la comunidad indígena wayuu, ubicada en La Alta Guajira, en la región Caribe, por contar con el mayor número de beneficiarios: serán 5.133 familias que contarán con la prestación del servicio de energía en sus hogares.

Carolina Sijona, de la comunidad wayuu de Yutaho, destaca el hecho de que la llegada de la luz beneficia a toda su gente, “porque aquí todos somos familia. Gracias a Dios y a le empresa IPSE llegó esto, hace mucho tiempo lo necesitábamos. Ya no hay que caminar, ni viajar para poder cargar los teléfonos”.

Isabel Britos Barrios, también de esta comunidad, señala además que la llegada de la energía eléctrica les ha transformado la vida: “Antes no podíamos elaborar las artesanías, ya en un determinado tiempo dejábamos de tejer porque ya se estaba oscureciendo, mientras que ahora, con este gran proyecto que nos ha llegado y que ha sido una bendición, los chinchorros los tejemos un poquito más tarde”.

Con un vasto programa de energización, la Nación le llevará corriente eléctrica a más de 12 mil hogares indígenas en distintos puntos del país, en zonas no interconectadas.

“En la estructuración de proyectos, más de 15 mil familias de comunidades indígenas y NARP serán beneficiarias de soluciones energéticas confiables y sostenibles para sus hogares, transformando la vida de estas familias que ahora tendrán la posibilidad de conectarse con el mundo y mejorar su calidad de vida”, resaltó José David Insuasti, director del Instituto para la Promoción y Planeación de Soluciones Energéticas para las Zonas No Interconectadas (IPSE).

En la Amazonía, con una inversión de $994 millones, se estructuraron proyectos para llevarle energía a 2.114 familias. En el Caribe y Antioquia, la inversión fue de $2.813 millones para iluminar los hogares de 5.938 indígenas colombianos. Y en las regiones del Orinoquía y del Pacífico, con una inversión de $41.975 millones se estructuraron proyectos para llevar el servicio de energía eléctrica a 4.222 familias indígenas. Se trata una inversión de más de $5.783 millones.

Sumado a esto, para este año habrá 3.092 hogares de familias en municipios de toda Colombia en los que hay personas NARP también beneficiadas con la estructuración de proyectos de soluciones energéticas.